La identidad es fundamental al momento de descubrir y aceptar quiénes somos, por lo tanto, es pilar fundamental de toda obra literaria.