El tiempo frente a la pantalla: Sus impactos en tiempos de pandemia

Sin dudas, la pandemia por coronavirus ha provocado un aumento sin precedentes en el tiempo que los niños y jóvenes pasan frente a la pantalla utilizando diversas plataformas digitales.

El cierre de los establecimientos educacionales y las estrictas medidas sanitarias han implicado que cada vez hay más familias que dependen de la tecnología y de las soluciones digitales para que los niños y jóvenes aprendan, se entretengan y estén conectados con el mundo exterior; sin embargo, no todos los niños y jóvenes tienen los conocimientos, las aptitudes y los recursos necesarios para mantenerse seguros en línea.

En el contexto COVID-19, millones de niños y jóvenes están confinados temporalmente en sus casas y frente a sus pantallas, por lo que debemos ayudarles a navegar por esta nueva realidad donde muchos de estos estudiantes toman sus clases y socializan cada vez más a través de internet. Pasar más tiempo en las plataformas virtuales puede exponer en mayor medida a los niños a contenidos potencialmente dañinos y violentos, así como a un mayor riesgo de sufrir ciberacoso.

Los principales riesgos a los que se exponen son:

  • Obesidad
  • Problemas del sueño
  • Efecto negativo en desempeño escolar
  • Exposición a conductas de riesgo
  • Ciberacoso o cyberbullying
  • Ciberacoso sexual o grooming
  • Aislamiento social o dificultades para relacionarse con otros
  • Adicción a redes sociales o videojuegos
  • Baja tolerancia a la frustración e irritabilidad

Algunas recomendaciones:

  • Para un sueño conciliador de las niños y jóvenes, dejar de usar pantallas antes de las 7 de la tarde
  • Observar el uso que le da a la pantalla
  • No utilizar durante las comidas
  • Uso de filtros para el acceso a internet (https://families.google.com/intl/es-419/familylink/)
  • Limitar el tiempo de exposición y el tipo de contenidos
  • Evitar utilizar las pantallas como premio o castigo, porque puede ser considerado como algo demasiado importante
  • Dar ejemplo a nuestros niños y jóvenes cuando estamos con ellos, dejar de lado nuestros variados dispositivos, y aprovechar el tiempo juntos, mirarlos, hablar y jugar con ellos
  • Evitar utilizar las pantallas como sustituto del cuidado adulto
  • Mantener un diálogo abierto franco con los niños y jóvenes sobre cómo y con quién se están comunicando en línea
  • Estar alerta para observar si la actividad en línea genera signos de angustia en los niños

El alumnado debe identificar las nuevas tecnologías como un espacio de oportunidades, un espacio facilitador para el aprendizaje y para el desarrollo, la interrelación con sus iguales y el resto de la sociedad. Por lo que tanto padres como educadores somos o debemos ser los responsables de empoderarles y ofrecerles las herramientas que garanticen su buen uso.

 

Departamento de Apoyo Escolar (DAE)                                                   Viña del Mar, Noviembre 2020

HÁBITOS Y RUTINAS PARA NIÑOS

Los hábitos y las rutinas aportan un mecanismo muy importante de constancia y regularidad y, por eso son fundamentales tanto para la vida familiar como para la escolar. Son los patrones de conducta, los comportamientos repetidos que cada familia establece y realiza en su vida diaria.

La importancia de los hábitos y las rutinas para los niños.

La formación de hábitos y rutinas ayuda a:
1. Los niños a tener mayor seguridad, porque saben que después de hacer algo viene otra cosa, lo que les da seguridad, previsión y tranquilidad.
2. Construir un ambiente afectivo y seguro, brindando más confianza en ellos mismos.
3. Organizar la casa, en la cual todos tienen una tarea que deben cumplir.
4. Que los niños sean más autónomos, cuando adquieren un hábito, lo pueden incorporar a cualquier momento de su vida, lo que les ayuda a saber mejor cómo enfrentarse a su cotidianidad, sin ayuda externa y de manera más independiente.
5. Enseñar valores, le enseñamos a ser responsables, comprometidos, constantes y apreciamos lo que tenemos.

Qué hábitos familiares son necesarios en casa

Los hábitos y las rutinas ayudan a que la convivencia en casa sea más sencilla y agradable. Por ello, estos son algunos de los hábitos que no pueden faltar en un hogar:
• Hábitos alimenticios saludables.
• Buen hábito de sueño.
• Hábitos de higiene.
• Hábitos de orden.
• Hábito de hablar bajito.
• Quererse mucho y cada vez más!!

Cómo se pueden establecer hábitos de la mejor forma?

1. Escuchar a los niños para saber qué necesitan.
Se suelen dar consejos generales porque no todos funcionan para todos los niños. Cada uno de ellos es único, y por tanto, debemos escucharlos. Es posible que cada uno de ellos tenga su propio ritmo y su propia forma de ver el mundo, por lo que los hábitos y rutinas deben adecuarse a su personalidad.

2. Establecer rutinas según lo que buscamos.
La clave para que las rutinas funcionen para nosotros es buscar aquellas que adaptan al tipo de familia que queremos formar y a los valores sobre los que queremos sustentarla, rutinas sobre el amor y no el miedo.

3. Implementar las rutinas paso a paso.
La mejor forma para implementar las rutinas a los niños es hacerlo poco a poco, paso a paso, un día se pide que haga algo y al otro día otra cosa, etc.

4. Diálogo y comunicación activa.
Cuando los niños participan de una conversación familiar, en relación a pactar normas, se sienten más partícipes y por lo tanto más predispuestos a aceptarlas, sin olvidar que los que “mandan” son los padres.

5. Fomentar la colaboración en casa.
La colaboración y la responsabilidad son dos valores que debemos transmitir a los niños y que ayudan a que todos cumplan con las rutinas.

6. Enseñarles a los niños que empaticen con sus padres.
Si los niños se dan cuenta que para nosotros es importante el cumplimiento de hábitos, ellos van a comenzar a cumplirlos.

7. Los padres deben ser estables, pero flexibles.
Para que los niños cumplan con sus hábitos, debemos ser constantes y estables, sin embargo también podemos dejar cierto margen de flexibilidad.

8. Fomentar el hábito como un reto.
La idea es que motivemos a los niños a cumplir con los hábitos a través de desafíos.

Nunca es tarde para fomentar hábitos en los niños, siempre se deben hacer desde el amor y la afectividad, sin gritos y conversando.

Fomentar o volver a generar hábitos y rutinas, especialmente en estos tiempos de pandemia en que los niños se vieron obligados a experimentar cambios y que en algunos casos generó ansiedad y perdieron su tranquilidad, necesitan de sus padres que son la fuente de confianza y aprendizaje.

Silvia Lues Repetto
Psicopedagoga

Técnicas de Estudio

Estimada comunidad educativa, compartimos con ustedes una breve pauta con sugerencias para llevar a cabo de óptima manera su proceso de aprendizaje. En ésta, se describen las principales técnicas de estudio que ustedes pueden emplear.

Presionando el link pueden descargar la presentación Power Point con la información.

GUÍA DE ESTUDIO

Di que sí a las clases online, piensa que nuestro cerebro siempre se adaptará a nuevas formas de aprender. 

Sigue las siguientes sugerencias, estas te permitirán aumentar tus niveles de concentración, mejorar tu eficiencia y alcanzar importantes metas académicas.

N°1: Revisa diariamente tu planificación de actividades en el Calendar.

N°2: De acuerdo con tu propia organización de tareas, prepara los materiales que utilizarás (estuche, cuaderno, libro y computador)

N°3: Recuerda que puedes usar: agenda, pizarra, organizadores, post it para no olvidar las fechas de entrega de evaluaciones (pruebas, trabajos, guías, etc). 

N°4: Si en el momento de estar estudiando tienes dudas, anótalas en tu cuaderno de asignatura y se lo consultas a tu profesor por correo, videos conferencia o Moodle.

N°5: Intenta ir traspasando o imprimiendo las materias (PPT, por ejemplo) en tu cuaderno, esto beneficiará que no estés tan limitado al computador y que una vez que vuelvas a clase tengas todo ordenado y registrado.

N°6: Al momento que te pongas a estudiar, elige una estrategia:

  • Lee detenidamente las instrucciones.
  • Subraya la información más importante.
  • Elabora resúmenes, toma apuntes, utiliza organizadores gráficos y/o mapas mentales y conceptuales para organizar las materias. Si no sabes cómo hacerlo pide ayuda a tu profesor o profesora jefe y te darán consejos para aprender hacerlos.

N°7: Neurotips

  • Bebe agua en cada espacio de estudio.
  • Si te pones ansioso (a) o nervioso (a), respira profundo e intenta tomar aire para oxigenar tu cerebro.
  • Después de cada bloque o actividad, descansa 10 minutos y come alguna colación sana.
  • Si por falta de tiempo no terminas las actividades, quédate tranquilo (a) y habla con tu profesor o profesora para que te acompañe en este proceso.

N°8: Si tienes alguna duda o necesitas que te ayudemos en algo, comunícate con tu profesor (a) jefe o conmigo.

                  ___________________________________________________

  Silvia Lues Repetto

       Psicopedagoga

   slues@colegioarabe.com

Clases Online: una oportunidad

Sabemos que el trabajo online que comenzamos a implementar en nuestro Colegio, ha sido un proceso de mucho esfuerzo por parte de todos los estamentos de la comunidad escolar, directivos, profesores, administrativos, alumnos y apoderados, pero creo que este esfuerzo se verá reflejado de muchas maneras, no solo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, sino también en el desarrollo de otras
habilidades.

• Los profesores y alumnos se adaptan a nuevas estrategias, permitiendo el desarrollo cognitivo creativo, y sobre todo divertido, en las áreas tradicionales de la educación, por ejemplo, los estudiantes desarrollan lacapacidad de entendimiento. Pero también de la lógica, favoreciendo así un proceso de aprendizaje significa tivo en los alumnos.

• Favorece una comunicación continua entre alumno-profesor-Colegio y se genera un mayor control parental del progreso académico de los alumnos.

• Los contenidos se hacen más dinámicos, interactivos, atractivos (presentación simultánea de texto, sonidos e imágenes) y más variados, lo que corresponden a metodologías más activas y menos expositivas, permitiendo mejorar niveles de atención y concentración.

• Aprendizaje a ritmo propio. Cada alumno puede estudiar a su propio ritmo y en el horario que le convenga, respetando el horario de clases online establecido por el Colegio.

• Cada alumno es responsable de su proceso de aprendizaje. Esto supone una necesidad de gestión y organización personal, que el estudiante, ahora deberá adoptar. A medida que este proceso avance, veremos frente a nosotros alumnos con mayor autonomía en su quehacer escolar.

• Sistema de retroalimentación casi inmediata.