Circular Sobre Ed. Física

Estimados Padres y Apoderados

Junto con saludarlos, espero que se encuentren muy bien junto a sus seres queridos. He querido compartir estas líneas con ustedes ante consultas recibidas, específicamente por qué los estudiantes (sus hijos) han de realizar actividad física y además, por qué lo deben hacer con su uniforme reglamentario, no obstante estar en sus casas.

La realización de actividad física va mucho más allá de la parte estética de la persona; está científicamente acreditado que la actividad física regular ayuda a aliviar el estrés, también a tener una vida saludable, ser un agente contra el sedentarismo, además de contribuir a prevenir y/o superar/controlar algunas otras enfermedades.

Particularmente para los tiempos que corren, de una ansiedad, tensión e incertidumbre a la que todos estamos sujetos, precisamente, la actividad física aporta, como se señalase, además de lo estrictamente físico, a una mejor salud mental y también fisiológica, por el papel que las endorfinas juegan en la persona humana.

Hoy más que nunca es necesario que nuestros niños y jóvenes -sometidos a un estrés que les inusual- hagan actividad física, hagan educación física, pues hay espacios y oportunidades de actividad y movilidad que se tienen en el colegio, que por la circunstancia y contingencia que vivimos, no está siendo posible, en consecuencia hay un cambio de hábito de vida a condición de estar casi obligatoriamente en casa, que está impidiendo el necesario gasto energético que la propia vida común implica, y además no se puede jugar con los amigos, ni practicar el deporte habitual o preferido y otras condiciones favorable al sedentarismo.

Sin duda la falta de ejercicio durante este periodo de cuarentena obligatoria o voluntaria, no obstante recomendada por el necesario “distanciamiento social”, hacen sugerente el necesario gasto de energía para nuestros niños y jóvenes, que por lo demás, están expuestos a un mayor consumo de alimentos, por tanto expuestos a una sobrecarga alimentaria.

Cabe precisar que los niños y jóvenes están acostumbrados a gastar mucha energía en el colegio, tanto en las actividades “no educación física” como en las propias de la asignatura y, en las actividades extraescolares (contacto con la naturaleza), y además a gastar mucha energía en sus actividades fuera del colegio, que a día de hoy no es posible, por el necesario cuidado y recomendación de quedarnos en casa.

Por último, y no por ello menos importante, la asignatura “Educación Física” es una más como todas las otras que forman parte del currículo escolar; así, el ejercicio y la actividad física se hacen necesarios e indispensables.

El factor psicológico de la pandemia contribuye a generar un espacio muy grande de incertidumbre, incluso de temor para las familias, de ahí que la distracción y la movilidad ejercitada ayudan a mitigar parte de esta realidad, goteada constantemente de noticias preocupantes, que niños y jóvenes captan absolutamente, y que se ven potenciadas negativamente por el “impedimento” de salir o distracción. La generación natural de endorfinas que se produce en el cuerpo aumenta en realizar actividades físicas, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo y la reducción del estrés y la ansiedad.
El aislamiento no significa la interrupción de la actividad física, sino que es una
oportunidad para continuar con ella, mantener un estado de regularidad, que nos enfrenta a una normalidad diferente, requiere una atención holística; la contingencia se debe atender con un concepto de “multivariabilidad integral”, y es precisamente por ello, que la educación física hace su contribución debida y necesaria como el conjunto de asignaturas. Todas contribuyen con un aporte significativamente importante.

Así también la presentación personal, la disposición anímica y mental también
recomiendan que cada actividad se haga en la mejor y mayor condición propia de ella misma; cuando se trata de matemáticas se dispone de lo propia de ella, cuando se tratade lectura y lenguaje se tiene también lo propio de ellos, y así para cada asignatura. En consecuencia, el mismo criterio se debe seguir para la Educación Física, los jóvenes y niños han de usar la vestimenta propia de la asignatura.

Queridos Padres y Apoderados, estamos todos -ustedes y nosotros- comprometidos con entregar lo mejor para ellos, los futuros conductores y responsables de la sociedad. Hagámoslo juntos. Por favor cuídense y cuiden mucho a los quieren; les mando un saludo gigante y afectuoso para cada uno de ustedes.

Trini Silva Torre
Inspectora General
Colegio Árabe de Viña del Mar

Clases Online: una oportunidad

Sabemos que el trabajo online que comenzamos a implementar en nuestro Colegio, ha sido un proceso de mucho esfuerzo por parte de todos los estamentos de la comunidad escolar, directivos, profesores, administrativos, alumnos y apoderados, pero creo que este esfuerzo se verá reflejado de muchas maneras, no solo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, sino también en el desarrollo de otras
habilidades.

• Los profesores y alumnos se adaptan a nuevas estrategias, permitiendo el desarrollo cognitivo creativo, y sobre todo divertido, en las áreas tradicionales de la educación, por ejemplo, los estudiantes desarrollan lacapacidad de entendimiento. Pero también de la lógica, favoreciendo así un proceso de aprendizaje significa tivo en los alumnos.

• Favorece una comunicación continua entre alumno-profesor-Colegio y se genera un mayor control parental del progreso académico de los alumnos.

• Los contenidos se hacen más dinámicos, interactivos, atractivos (presentación simultánea de texto, sonidos e imágenes) y más variados, lo que corresponden a metodologías más activas y menos expositivas, permitiendo mejorar niveles de atención y concentración.

• Aprendizaje a ritmo propio. Cada alumno puede estudiar a su propio ritmo y en el horario que le convenga, respetando el horario de clases online establecido por el Colegio.

• Cada alumno es responsable de su proceso de aprendizaje. Esto supone una necesidad de gestión y organización personal, que el estudiante, ahora deberá adoptar. A medida que este proceso avance, veremos frente a nosotros alumnos con mayor autonomía en su quehacer escolar.

• Sistema de retroalimentación casi inmediata.